¿Qué es la Ortopedia Maxilar?

•Cuando hay una alteración en el crecimiento de los maxilares que no permite un correcto desarrollo, el paciente requiere un tratamiento de ortopedia Maxilar cuyo objetivo es:

•Corregir la anchura, la longitud y altura de los maxilares.

•Modificar el crecimiento, cuando éste está alterado.

•Favorecer una mejor erupción dental.

•Disminuir o eliminar el apiñamiento dental. Crea espacio para los dientes que aun deben salir.

•Corregir hábitos de succión del dedo o de respirar por la boca.

•Corregir asimetrías faciales modificando el crecimiento de los maxilares.

¿Cuándo saber si mi hijo necesita Ortopedia Maxilar?

NIÑOS CON MORDIDA CRUZADA O INVERTIDA

El cierre correcto de la boca es cuando todos los dientes superiores cierran por fuera de los dientes inferiores. En una mordida cruzada encontraremos que algún diente superior cierra por dentro del inferior. Este tipo de cierre puede producir un crecimiento asimétrico e incorrecto del los huesos así como posibles complicaciones futuras. Puede ser de un lado, de ambos lados o incluso de los incisivos. Estos casos suele ser debidos por un crecimiento deficiente del paladar y a veces por un crecimiento excesivo de la mandíbula.

DIENTES SALIDOS EN EXCESO HACIA DELANTE

Esta anomalía se debe generalmente a un paladar estrecho, en el que los dientes superiores sobresalen hacia adelante. El tratamiento es muy sencillo y además de reducir la deformidad existente, previene a los dientes de un posible traumatismo, si el niño se cae al suelo y se da un golpe de los dientes contra el suelo.

HÁBITOS PERJUDICIALES

Durante esta etapa de la vida, además del recambio de los dientes, los huesos están en plena formación y la presencia de un mal hábito puede ser muy perjudicial para un correcto desarrollo. Por ejemplo el hábito de chuparse el dedo puede provocar un defecto en el crecimiento del hueso del maxilar, además de provocar una salida incorrecta de los dientes.

MORDIDA ABIERTA

Se trata de un cierre incorrecto de los dientes donde los dientes superiores no contactan con los dientes inferiores. La causa suele ser un defecto en el desarrollo del hueso del maxilar superior. Muchas veces también se produce por la presencia de un hábito como chuparse el dedo, o llevar chupete en exceso. Un tratamiento sencillo a esta edad puede evitar que el hueso se deforme durante esta etapa de crecimiento y evitar así un tratamiento mucho más complicado en un futuro.

APIÑAMIENTO EXCESIVO

Otro de los signos que más preocupan a los padres es el amontonamiento excesivo, que suele observarse, especialmente en los incisivos inferiores o superiores que son los primeros dientes en salir. Una simple revisión del ortodoncista complementada con una ortopantomografía para evaluar la salida de los dientes puede ayudar a saber el motivo del apiñamiento.

En estos casos no siempre se necesita de un tratamiento a esta edad tan temprana, ya que estos problemas suelen tratarse cuando ya han salido todos los dientes. Solo algunos casos donde el apiñamiento es excesivo y a veces acompañan incluso de problemas en las encías pueden requerir de un tratamiento a los 7 años.

SALIDA TARDÍA DE LOS DIENTES

Otra consulta muy típica de los padres es la preocupación por la salida muy lenta de un diente.

En estos casos una ortopantomografía y una revisión completa pueden saber si se trata de un recambio más lento de lo normal que no tiene importancia o bien si se trata de algún problema interno, como por ejemplo la falta de espacio para la vía de salida del diente. Otro ejemplo muy común es cuando un diente sale de forma incorrecta por el paladar o incluso la presencia de dientes supernumerarios (formación de más dientes) que se encuentran en el camino de salida del diente que tiene que erupcionar.

PÉRDIDA PREMATURA DE UN DIENTE DE LECHE

Cuando se cae o se pierde un diente de leche, es importante acudir a una revisión ya que muchas veces el espacio se va cerrando evitando la salida correcta del diente definitivo. En estos casos se suelen colocar unos aparatos que se llaman mantenedores de espacio que evitan que se cierre el espacio, permitiendo de esta que forma que el diente definitivo salga correctamente.

AGENESIAS

Una agenesia es la ausencia de un diente definitivo. Es decir, que no se espera por tanto la salida del diente ya que no se ha formado. Puede ser de un diente o de varios dientes.

Estos casos, suelen tener un componente hereditario y padres y/o abuelos suelen tener el mismo problema aunque muchos no lo saben.

Es importante realizar una revisión y una ortopantromografía para confirmar que existe estas ausencias dentarias y planificar el tratamiento de la forma más adecuada.

•Para saber si tu hijo necesita Ortopedia maxilar te recomendamos asistir a consulta con nuestros especialista en Odontopediatria.

All Posts
×

Almost done…

We just sent you an email. Please click the link in the email to confirm your subscription!

OK